Comprar y alquilar terrenos para vivir de rentas, ¿es posible?
22619
post-template-default,single,single-post,postid-22619,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,no_animation_on_touch,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-13.5,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive

Comprar y alquilar terrenos para vivir de rentas, ¿es posible?

vivir de rentas

Comprar y alquilar terrenos para vivir de rentas, ¿es posible?

Los niveles de inflación han aumentado en los últimos años, por lo que, eso de guardar el dinero debajo del colchón ya no resulta demasiado efectivo para evitar que pierda valor y poder vivir de rentas. 

Por este motivo, muchas personas han comenzado a plantearse qué tipo de alternativas emplear para que su dinero fiduciario aumente de valor mediante la inversión en activos. Uno de los más populares y de los que sacar mayor rentabilidad son los terrenos para alquilar, pero ¿sería posible vivir de rentas? Veamos cuáles son las claves de este tipo de inversión y cómo extraer la máxima rentabilidad. 

Cuáles son las ventajas y los inconvenientes de comprar un terreno para alquilar y vivir de rentas arrendando 

La rentabilidad de un terreno está determinada por sus diversas características como su ubicación, su utilidad o el precio, que juegan un papel crucial a la hora de ver si merece la pena o no comprar una parcela para alquilar y vivir de rentas el resto de tu vida. 

Para arrojar un poco de luz sobre esta cuestión, vamos a ver cuáles son los pros y contras de tomar esta decisión: 

Ventajas de comprar un terreno para alquilar 

  • La rentabilidad del alquiler 

La principal ventaja que obtiene una persona que compra una parcela para después alquilarla y vivir de rentas es obviamente la económica. La inversión se realiza con el objetivo de lograr la mayor rentabilidad posible. En la actualidad, este parámetro está más que asegurado, siempre teniendo en cuenta el tipo de alquiler y la zona en la que se adquiera la propiedad. 

  • La propiedad aumenta su valor 

Esta es otra de las ventajas que obtendremos a varios años vista de adquirir la propiedad. Y es que además de generar ingresos, el terreno por sí solo va a aumentar su valor con el paso del tiempo. El crecimiento de las ciudades propiciará o bien que se construyan polígonos en sus proximidades, revalorizando la propiedad, o por el simple hecho de acercarse al núcleo urbano. 

 

Desventajas de arrendar un terreno 

  • Falta de liquidez 

Sin embargo, existen algunos inconvenientes a tener en cuenta a la hora de querer vivir de rentas comprando una parcela para alquilarla. El primero de ellos es que la liquidez no es inmediata, pues precisa un tiempo hasta que las transacciones se hayan hecho efectivas. 

  • Existencia de gastos extra 

Por otra parte, la posesión de una propiedad implica ciertos gastos como el mantenimiento básico, la compra de mobiliario, gastos indirectos puntuales, etc. Asimismo, cabe señalar que el pago por parte de los inquilinos nunca está cien por cien asegurado. 

  • Dificultades para desgravar en la renta en alquiler de vivienda a largo plazo

Y, por último, vivir de rentas también tiene sus consecuencias en la declaración de la renta. Y es que, aunque en 2015 se estableció que se podría reducir el 60% del alquiler, si el alquiler es elevado, inevitablemente se seguiría pagando una cantidad alta. 

¿Cómo calcular la rentabilidad del alquiler de un terreno? ¿Se puede vivir de rentas arrendando solares?

Lo primero que hay que hacer antes de comprar un terreno o parcela con vistas a alquilarlo es pararse a calcular si esta operación va a resultar rentable. 

Cuando hablamos de parcelas o parcelas rústicas se debe calcular la rentabilidad bruta por alquiler dividiendo los ingresos anuales menos los gastos, entre el coste de compra más los gastos. El resultado de esta operación dará un porcentaje de cuán rentable sería anualmente vivir de rentas comprando ese preciso terreno. Si ese resultado es mayor o igual que cuatro, significaría que sí es rentable invertir en esa propiedad. En cambio, si el resultado es menos a cuatro, quiere decir que existen otros productos financieros con los que obtener una mayor rentabilidad. 

No obstante, existe otra opción que es extraer el PER (Price Earning Ratio). Para calcularlo, habría que dividir el valor actual menos los gastos de venta, entre las rentas netas.  De este modo podríamos conocer en cuántos años se va a recuperar la inversión. El número óptimo sería igual o menor a 25.  

¿Es posible rentabilizar un terreno alquilándolo en 2022? 

Existen diversas formas de rentabilizar un terreno comprado previamente para su arrendamiento con la intención de vivir de rentas.

  1. Alquilar el terreno la celebración de eventos 

La opción de comprar un terreno y arrendarlo para la celebración de fiestas o cumpleaños, por ejemplo, es una alternativa muy en boga en los últimos meses (o años) ya que la pandemia del coronavirus inevitablemente ha cambiado los modos de relacionarnos y con ello, de confeccionar eventos especiales. Es más, esta opción está calando fuertemente en la población y se prevé que crezca en el futuro más próximo. 

Si a la hora de comprar un terreno tenemos en mente este fin, hemos de saber que la adquisición de la finca para tal fin aumentará su valor por la alta demanda existente. Cabe señalar que este tipo de arrendamiento es recomendable en terrenos urbanos, urbanizables o no y de gran tamaño.

  1. Arrendar el terreno para instalar placas solares 

Una de las formas de rentabilizar (y mucho) la compra de un terreno es si nuestra finalidad es la instalación de placas solares, ya que tiene una demanda muy alta por parte de las empresas de energía solar. El pago de estos alquileres ha experimentado un notable aumento en los últimos años, y en la actualidad, se paga de 1.500 a 1.600 euros por hectárea/año. Por tanto, esta sería una forma de rentabilizar la inversión sin tener un coste muy alto. 

  1. Alquilar el terreno para construir huertos 

A efectos prácticos, esta opción puede resultar menos rentable que las anteriores, sin embargo, comprar un terreno para cultivos privados de particulares o empresas también permite rentabilizar la compra. 

Vivir de rentas, ¿es posible? 

En conclusión, vivir de rentas arrendando terrenos o solares es posible, siempre y cuando sea una buena cantidad y se disponga de mucho tiempo para gestionarlos. No obstante, el hecho de comprar un terreno para alquilar siempre va a suponer una oportunidad de conseguir activos sin apenas gastos, rentabilizando así la compra. 

Recuerda: 

  1. Ten claro y contrastada la demanda y rentabilidad de la actividad económica para la que vas a destinar el terreno. 
  2. Asegúrate de que legalmente es viable. 
  3. Preferiblemente elige terrenos bien ubicados por sus infraestructuras y distancia a suelos urbanos. 
Tags:
,


SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y mantente al día de todas las novedades y noticias de Landex Pro.