El negocio inmobiliario, "para merendar hay cocido..." - LANDEX
923
post-template-default,single,single-post,postid-923,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,customer-area-active,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-13.5,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Para merendar hay cocido…

Para merendar hay cocido…

Vamos a imaginar que vamos a montar un restaurante, nosotros no sabemos nada de restauración y además, no hemos ido nunca a ningún restaurante. Se nos ocurre que de menú de mediodía daremos helado de fresa y café con leche y, para merendar, cocido. Además el helado lo serviremos en servilleta y el cocido en un vaso.

¿Por qué todo el mundo cree saber del negocio inmobiliario y más aún del negocio promotor?

Si usted quiere vender un solar, confíe en un buen profesional porque está entrando en un negocio muy técnico, con un lenguaje muy específico y con unos compradores localizados. NO quiera dirigir una operación ni hacer un máster a base de reuniones con varios inmobiliarios.

Seguramente la venta de ese suelo heredado (por ejemplo) será uno de los negocios más importante de su vida. Si los profesionales como los bancos, fondos y promotoras buscan profesionales para desinvertir, ¿por qué no lo hace usted?

Esta fase alcista (ya vamos a todo tren de nuevo) no será tan larga como la anterior y los IBIS de los años de crisis se hacen duros y largos… Cuidado, ¡que no se le pase el arroz!